Que te visiten en un clínic una campeona del mundo y un árbitro internacional que pitaría a los pocos días una final Olímpica, no pasa todos los días. Fue un Wins redondo, instalaciones top, y en exclusiva para el Wins, buenos colaboradores y nuestros entrenadores al pie del cañon. El Wins de verano gusta, gustó y gustará. Tiene todos los ingredientes para divertir a nuestros winners. Y el de ese año fue una auténtica pasada.